Mercado de Navidad de Estrasburgo

El Mercado de Navidad de Estrasburgo es uno de los más antiguos y grandes de Europa, data de 1570. Situado en el precioso centro histórico de la ciudad, se compone de 12 mercados repartidos por sus callejuelas y plazas.

Es un mercado que se disfruta con los cinco sentidos, la decoración navideña es única. Merece la pena perderse entre sus calles, cada esquina te sorprende. Mis calles favoritas son Rue des Orfebres et Rue Chaudron.

Y si el Mercado de Navidad de Estrasburgo sorprende de día, de noche no defrauda tampoco ¡qué preciosidad con las luces! A mí personalmente los mercados me gustan mucho más de noche que de día.

Paseando entre los diferentes mercados apreciamos la gastronomía de la Alsacia, así como los más típicos productos navideños: castañas asadas, bretzels, crepes de Nutella, e incluso un rico vaso de vino caliente para combatir las bajas temperaturas.

Y como no, las compras, tanto en las tiendas como en los puestos del mercado, encontraréis todo tipo de adornos navideños, eso sí, muy originales, como estos calendarios de Adviento.

O las figuritas para el Belén de Carbonel, de las que somos fans, y cada año compramos 2 o 3 para ir aumentando el nuestro, para que cuando los niños sean mayores esté completo.

Todo me ha encantado, pero si me tuviera que decantar por algún sitio en concreto, os recomiendo la tienda La Maison de Hanssen y Gretel, es como entrar en un cuento de hadas, todo es precioso y la decoración está cuidada hasta el más mínimo detalle.

Si queréis ampliar más la información, podéis consultar el programa de Navidad en Estrasburgo, en el aparecen los diferentes mercados, las actividades previstas para el mes de diciembre, incluyendo un programa especial para niños, así como la información práctica.

La verdad es que es una experiencia muy recomendable, por algo Estrasburgo es conocida como “la ciudad de La Navidad”.

 

 

Responder