Bustronome, París de una forma diferente

Bustromome se podría decir que es la suma del “beau” y del “bon” parisino, es decir, de lo bello y lo bueno. Es un autobus que aúna una visita turística de París, al mismo tiempo que se degusta una rica comida o cena francesa.

Nosotros elegimos comida, y nos encantó. Además, tuvimos la suerte de ir sentados en la parte delantera (el restaurante está en la parte de arriba del bus), así que la vista era de 180 grados, incluso el techo era de cristal.

Una Mamá en París-Bustronome-restaurante

Teníamos cita en la Rue de Kleber, esquina con la plaza de l´Etoile, y desde ahí comenzamos el recorrido. Nos deleitamos con los monumentos más emblemáticos de la ciudad, mientras comíamos. La Torre Eiffel, Los Inválidos, El Louvre…

Una Mamá en París- Bustronome-La Torre Eiffel

Una Mamá en París-Bustronome-Los Inválidos

Una Mamá en París-Bustronome-El Louvre

A pesar que el tiempo no acompañó mucho, el paseo nos pareció espectacular, tenía su encanto, ¿os imagináis cómo hubiera sido un día con sol?

Os dejo el mapa del recorrido que hicimos para que os hagáis una idea, es un paseo por el París más majestuoso.

Una Mamá en París-Bustronome-recorrido bus

Estábamos provistos de un “lápiz audioguía”, que en función de dónde nos encontrábamos, sólo con pasarlo sobre la foto, explicaba el monumento y su Historia. Además se podía elegir idioma.

Una Mamá en París-Bustronome-Audioguía

El menú estaba muy bueno, y bien presentado. Existen diferentes fórmulas y precios, por lo que lo mejor es visitar su página web: Menú. Os dejo algunas fotos.

Una Mamá en París-Bustronome-menú entrada

Una Mamá en París-Bustronome-Menú primer plato

Si os fijáis en las fotos, tanto los vasos como las botellas, está muy bien sujetos, al fin y al cabo no dejamos de estar en un autobús.

Como información práctica deciros, que el autobús dispone de baño en la planta baja, se pueden llevar niños, yo bebés evitaría (por comodidad), pero a partir de 3 o 4 años, sin problema. Y si sufrís algún tipo de alergia o intolerancia alimenticia os adaptan el menú, sólo tenéis que comunicarlo al hacer la reserva.

¿No os parece una idea original y diferente de conocer París? Además de muy cómoda. Aprovechando que San Valentín está cerca, es la excusa perfecta para sorprender a vuestra pareja, y a vosotros mismos. Ya me contaréis qué tal la experiencia.

5 comentarios el Bustronome, París de una forma diferente

  1. Conchi
    8 Febrero, 2016 a las 8:56 pm (1 año ago)

    Me parece muy buena idea !!!

    Responder
  2. Caro
    10 Febrero, 2016 a las 10:43 pm (1 año ago)

    Que divertido!! Gracias por compartir!

    Responder
  3. unamamaenparis
    10 Febrero, 2016 a las 11:12 pm (1 año ago)

    me alegro que os guste Conchi y Caro :-)

    Responder
  4. AL REVES DEL MUNDO
    24 Febrero, 2016 a las 5:39 pm (1 año ago)

    Hola
    Trás recibir tu invitación tenía que venir !!! Me gusta mucho tu blog !!

    Me encanta esta idea de bus !! Tomo nota para el próximo viaje …

    Marta

    Responder
  5. unamamaenparis
    25 Febrero, 2016 a las 11:51 am (1 año ago)

    ¡Gracias Marta!

    Responder

Responder